sábado, 19 de julio de 2014

La fuerza de la emoción

 El ángel y la madre
El Ángel y la madre




¿Veis a los pequeños seres alados entre la madre que sostiene al niño y el ángel? Por encima de las aguas y posado en la ramita.

Parecen susurrarnos que no olvidemos que el sentimiento no ha de sumergirnos en temores, que siempre tenemos protección y custodia. La Luna crece en el Cielo y hemos de permanecer serenos y calmados, arraigados, estables y a la vez pudiendo permitir a nuestra Alma recibir alimento celestial.

Sol aún en Cáncer, Mercurio en Cáncer, y la entrada de Venus que va hacia el trígono con Neptuno (su planeta esotérico regente) nos vuelven a sumergir en esta energía femenina que nos conecta con la familia, el instinto protector, la sensibilidad emotiva y la imaginación creativa, por ejemplo, como rasgos de Cáncer. Y recordemos, del pasado se ocupa el Ángel para devolvernos así toda la fuerza e intrepidez de la inocencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario