martes, 24 de febrero de 2015

Luna en Tauro

La materia- lo material - nuestro cuerpo físico

La Luna transitando por el signo de Tauro nos reconecta, en meditación, a todo lo material, a la materia en la cual nuestro espíritu ahora se mueve, esta energía más densa con la que estamos experimentando.

Nuestro cuerpo, que pertenece a Gaia, nuestro vehículo físico que permanecerá en su fuente de origen. ¿Somos conscientes de nuestro cuerpo? Paremos un  momento. Cerremos los ojos, realicemos una respiración suave consciente, inspiración y espiración sin forzar. Inspiremos ahora como en un suspiro. Inspiremos después suave contando hasta 6 y espiremos lentamente contando hasta 9.
Siente tu cuerpo con los ojos cerrados. Ve sintiendo cada parte según permaneces atento a tu respiración: tu cabeza, tu cuello, tus hombros, tus brazos y manos, tu pecho, tu vientre, tu cadera, tus muslos, tus rodillas, tus pantorrillas, tus tobillos, tus pies, los dedos de tus pies.

¿Cómo es tu relación con tu cuerpo físico?

La materia que nos rodea viene a ser como una prolongación de nuestro vehículo, nuestra relación con la Naturaleza de respeto y amor, nuestra relación con los bienes naturales, todo viene a ser una proyección de cómo es nuestra relación con nuestro cuerpo físico.

Este tránsito de hoy es una propuesta, desde el Nodo Norte en Libra, para seguir aprendiendo a relacionarnos con nuestro cuerpo de manera armónica y equilibrada. Venus está en Aries transitando, tomemos medidas activas para cambiar y mejorar todo lo que pueda ser más beneficioso para nuestra salud: alimentación, hábitos, ritmo de trabajo y descanso, costumbres, calidad de nuestros pensamientos, vivencia y expresión de nuestras emociones.

Es nuestra responsabilidad aprender a vivir bien en el templo donde habita el Espíritu, porque es el camino de reverencia y respeto hacia la chispa Divina que nos crea y sostiene, porque mejorando nuestra relación con nosotros mismos, conscientes de ello, mejoramos nuestra relación con los demás y con el entorno.


Va llegando la Luna a su cuarto creciente, vamos abriendo nuestra mente a nuevas posibilidades desde nuestro cuerpo físico, lúcidos, despiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario