miércoles, 6 de noviembre de 2013

Transformando y liberando emociones con la energía del fuego

Vamos a trabajar un poco más nuestro cuerpo emocional.


Dentro de los cuerpos platónicos, el tetraedro está asociado al elemento Fuego, al estómago como órgano, al cuerpo energético, y su misión es incrementar la energía y las vibraciones. Vamos a observar los dibujos del tetraedro, vemos que está formado por triángulos, la energía del 3 constituye la fuerza de la manifestación (de ahí repetir tres veces en numerosas ocasiones una fórmula para cargarla de energía y permitir así que se manifieste, como en las oraciones de metafísica) nos conectamos así con su energía, cada uno permanece en su contemplación en la medida que sienta que lo necesita, que lo desea. Hemos de utilizarla en equilibrio.


Tanto para aquellos que tienen en sus cartas un elemento Fuego predominante como para aquellos que en las cartas natales presentan carencia de este elemento, esta conexión nos permite equilibrar esta energía en nosotros.

La Luna, como regente de Cáncer nos lleva a centrarnos en emociones y en el estómago.
Podemos centrarnos en nuestro cuerpo físico y tomar conciencia de nuestro estómago, en la zona de plexo solar. Sentir si está relajado, y trabajar su relajación si sentimos nervios, tensión, miedos, ansiedad. Podemos relajar esta zona poniendo ambas manos en el estómago, inspirar suavemente, procurando hacerlo con el abdomen si podemos, y espirar suave pero profundamente soltando la tensión, la preocupación, los miedos, la ansiedad… Estamos viviendo una fase de Luna Nueva en el signo de Escorpio, así que ponemos nuestra voluntad para liberar, soltar, aligerarnos. En esta relajación nos permitimos expandirnos hacia estados de paz y bienestar emocional.




¿Cómo es la energía del fuego? Observemos una llama. Hacemos así una conexión con el propósito de Escorpio, porque al igual que esta energía, el Fuego quema y transforma.
¿Qué necesitamos transformar nosotros en nuestra vida? Hoy podemos dedicar este pequeño espacio reflexivo para tomar conciencia de ello.


El Fuego de Kundalini, el fuego del corazón, el fuego del espíritu, el sol. El Fuego, la llama, la luz, nos conducen a la visión de la unidad. Somos amor, somos luz en el Corazón Divino que nos nutre y sustenta. Somos uno en el Uno.






¿Dónde hay Fuego? En el centro de la Madre Tierra, en el cinturón de electrones del Sol (erupciones y tormentas solares). Luz y calor, agua, vida.





¿Qué necesitas hoy, con conciencia, en este momento, purificar en ti, en tu vida? Tal vez la rabia, la ira, el enfado, la frustración, el miedo, el sufrimiento. Llévalo simbólicamente hasta el Fuego, visualiza también el color violeta, llévalo todo al fuego de la Tierra, al fuego del Sol, al Fuego del Espíritu para que se transforme en Luz pura; visualiza una llama violeta, todo se transforma en consciencia pura, en perdón, en tolerancia, en AMOR, en energía pura, en fe, en alegría, en comprensión, en entusiasmo, servicio, constancia, motivación, acción, confianza.







El Tetraedro tiene 6 aristas, y este es el número del amor y de la unión. Volvemos al corazón para conectarnos con nuestra propia esencia, pongamos la mano izquierda si queremos refrescar, la derecha si necesitamos activar el fuego del corazón. Desde esta conexión con nuestro corazón, en unión con nuestro esencia central, amémonos por un instante con conciencia, aceptémonos, permitámonos irradiar con libertad lo que late en nuestro núcleo. Conectémonos con el corazón de la Madre Tierra, conectémonos con el corazón del Sol, con la energía Divina, expandámonos con coraje y alegría, nuestro espíritu a lo más alto y, en nuestra vida terrenal, en nuestra actividades, proyectos y trabajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario