jueves, 30 de agosto de 2012

Sanando patrones de víctima



La verdad, a todos más pronto o más tarde nos ocurren situaciones y vivimos circunstancias que suponen un reto, dificultades que nos ahogan y hechos que nos causan sufrimiento. Todo esto viene a ser un detonante para activar el posible patrón de víctima interior. Por cierto, no debemos avergonzarnos de su existencia, no constituye un pecado,  no constituye un hándicap, no debe ser tampoco un tema tabú. Pero sí hemos de tomar conciencia de su existencia y de cuando se exalta y se apodera de nuestras emociones y de nuestros pensamientos. Cuando Neptuno, como arquetipo, influye en tus energías el rol de víctima querrá tomar posesión en cuanto se le presente una oportunidad, y hay que saberlo porque cuando una energía se convierte en dominante y nos polariza se convierte en una fuerza que puede ser muy destructiva, para nosotros mismos, para los demás.

Actualmente Neptuno transita por su signo, Piscis, y hemos de considerarlo una oportunidad para, precisamente, liberar este patrón de víctima tan cargado de ira y de violencia, sanar la víctima que vive dentro de nosotros para poderle dar a Neptuno la ocasión de aportarnos muchos de sus dones. Su trabajo es directo en nuestros corazones, por lo que a veces se nos nubla la mente y nos podemos sentir confusos, duales, se trata de relajar nuestras mentes, de “sacarnos de nuestra cabeza” para poner más énfasis en el corazón, el amor incondicional, la creatividad. La fantasía, la música, la danza, la poesía, los colores y las formas que caprichosamente se manifiestan en nuestros sueños y en momentos de relajación, de meditación, de éxtasis ante la belleza y bañados en la belleza de un paisaje, transportados por el trino o los colores de un ave, sedados por el sonido del caer de las aguas o los murmullos del mar, trasladados a tierras de olvido por perfumes exóticos, dulces, salados…


La víctima se enfada porque se siente “impotente” y se siente frustrada en este estado precisamente porque precisamente sentirse víctima le desconecta de su centro, de su esencia, de su poder y fuerza intrínseca, con el que venimos y el que, de todos modos, nos anima, el poder de la Vida.
Todos llevamos de alguna manera este patrón porque durante siglos y siglos en muchas culturas y civilizaciones se consideraba más digno el papel de sufridor. “Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”.  La resignación y aceptación pasiva resultaban cualidades plausibles en algunos círculos, sobre todo religiosos. Y siempre ha habido personas dispuestas a formar parte de estos círculos en los que entregando el propio poder se despojaba uno de la responsabilidad de sus decisiones y actos.
Pero a medida que el ser humano evoluciona y avanza el rol de víctima va perdiendo su razón de ser y existir. Es tiempo de cambio y renovación. Salimos de Era de Piscis, avanzamos hacia las energías de Acuario.
De todos modos la víctima termina en muchas ocasiones dominando a parte de su entorno, con su actitud de dolor y sufrimiento, resulta manipuladora, por lo tanto volvemos a ver su connotación agresiva y violenta, de una u otra manera, físicamente y/o psico emocionalmente.

Por eso tenemos que estar atentos y examinarnos, ante las vivencias que experimentamos, ¿me siento víctima? ¿Convivo con alguna víctima que termina dirigiendo lo más que le permito mi propio destino?

Son tiempos de cambios y de libertad, las cosas no van a permanecer como siempre, es imposible. Una gran mayoría de personas está despertando, la raza humana está abriendo los “ojos”.
Cada vez que alguien o algo activa mi rol de víctima me hace el favor de librarme de una capa de esta pesada carga, yo elijo.
Ante todo “soy”, soy parte de la Vida, de la Luz, del Amor.

No pensemos que sólo por ser Piscis estamos potencialmente tocados por Neptuno. También afecta al Sol y a la Luna, son los luminares, y es importante si toca a los personales –Mercurio, Venus y Marte.
He aquí algunas fechas (aproximadas) siguiendo a Neptuno desde 1950 transitando a los diferentes signos del horóscopo, desde Libra hasta el día de hoy que está en el signo de Piscis, a quien rige:

1950, Neptuno a 17º de Libra
Conjunción con el Sol en Libra, personas nacidas entre el 3 de octubre y el 13 de octubre
Cuadratura con el Sol en Capricornio, personas nacidas entre el 3 de enero y el 13 de enero
Cuadratura con el Sol en Cáncer, personas nacidas entre el 3 de julio y el 13 de julio
Oposición con el Sol en Aries, personas nacidas entre el 3 y el 13 de abril


1957, Neptuno a 0º de Escorpio
Conjunción con el Sol en Escorpio, personas nacidas entre el 23 de octubre y el 3 de noviembre
Oposición con el Sol en Tauro, personas nacidas entre el 23 de abril y el 3 de mayo
Cuadratura con el Sol en Leo, personas nacidas entre el 23 de julio y el 3 de agosto
Cuadratura con el Sol en Acuario, personas nacidas entre el 23 de enero y el 3 de febrero


1971, Neptuno a 0º de Sagitario
Conjunción con el Sol en Sagitario, personas nacidas entre el 23 de noviembre y el 3 de diciembre
Oposición con el Sol en Géminis, personas nacidas entre el 23 de mayo y el 3 de junio
Cuadratura con el Sol en Virgo, personas nacidas entre el 23 de agosto y el 3 de septiembre
Cuadratura con el Sol en Piscis, personas nacidas entre el 23 de febrero y el 3 de marzo


1985, Neptuno en Capricornio
Conjunción con el Sol en Capricornio, personas nacidas entre el 23 de diciembre y el 3 de enero
Oposición con el Sol en Cáncer, personas nacidas entre el 23 de junio y el 3 de julio
Cuadratura con el Sol en Aries, personas nacidas entre el 23 de marzo y el 3 de abril
Cuadratura con el Sol en Libra, personas nacidas entre el 23 de septiembre y el 3 de abril


1998, Neptuno en Acuario
Conjunción con el Sol en Acuario, personas nacidas entre el 23 de enero y el 3 de febrero
Oposición con Leo, personas nacidas entre el 23 de julio y el 3 de agosto
Cuadratura con Tauro, personas nacidas entre el 23 de abril y el 3 de mayo
Cuadratura con Escorpio, personas nacidas entre el 23 de octubre y el 3 de noviembre


2012, entrada de Neptuno en su signo, en Piscis

No hay comentarios:

Publicar un comentario