miércoles, 8 de octubre de 2014

Oír, escuchar el silencio

Queridos amigos de Astrología y Renacer, hoy estamos celebrando la Luna Llena en el signo de Aries a la vez que otros movimientos planetarios y posiciones también con su energía están activándonos en nuestro proceso evolutivo. Tenemos eclipse total de Luna (Luna roja); un triángulo de rendimiento enfocado en Plutón; un gran trígono de fuego. Así pues, una bella cometa se forma en el cielo ya otoñal de este mes de octubre.




Son momentos para sosegarnos, a pesar de la intensa y gran energía que está activa, para procurarnos estados de paz, de conexión con nuestro corazón, de calma para conservar la lucidez, de reposo para disfrutar de tantos regalos que la Vida nos hace, pequeños detalles de nuestra vida cotidiana que expanden nuestras sensaciones de bienestar (mientras escribo estas líneas una de mis pequeñas amiguitas canario que vive con nosotros ha venido conmigo hasta mí y, aquí a mi lado sentadita, me deleita con sublimes trinitos, gran tesoro para mi corazón). Descansemos y mantengamos una dieta equilibrada, permitamos a la Naturaleza que nos estabilice, y, como dije días atrás, permanezcamos anclados, centrados.

Tal vez porque estas últimas semanas mi Luna progresada baila al son de la música de Escorpio me fijo sobre todo en la posición de Mercurio retrógrado en Escorpio, en trígono con Neptuno (que estará Directo el mes próximo, el día 16, aunque ya podemos notar su influencia). De todos modos el ciclo soli-lunar empezó el mes pasado con la Luna Nueva en Libra, presentando un quincuncio con Neptuno, un aspecto que nos ayuda a la toma de conciencia. Y hay energía para ello, en esa lunación Marte estaba en sextil con Neptuno precisamente, la acción al servicio de la transcendencia. También está ahora Saturno transitando por este signo de agua, Escorpio. Esas energías emotivas e intensas de Escorpio que nos llevan a lo más profundo del océano, del mar, de las aguas de nuestro inconsciente, a la oscuridad, a los recodos más escondidos para traer ahora a la luz lo que queda por purificar. Mercurio está asociado al oído, por ello hablo de oír, de escuchar el silencio detrás del ruido de nuestros pensamientos y emociones para extraer lo esencial, la espinita que hemos de sacar para sanarnos, para que nuestra conciencia se expanda, para caminar con mayor libertad, más ligeros, más alegres nuestros corazones.

Jan Brueghel the Elder - The hearing


A veces para entrar en el silencio es necesario antes escuchar nuestros miedos, o nuestra rabia, o nuestra frustración, o nuestra sensación de impotencia, o resentimientos. Y soltarlos, dejarlos ir, vaciarnos, son del pasado, o del futuro (miedos, expectativas),  no son de mi momento presente, no les permitimos robarnos energías ni nuestros sueños e ilusiones. Esta es la suerte que tenemos con las energías de Libra ahora, que podemos, y hemos de hacer lo posible desde nuestra voluntad, para encontrar un punto de equilibrio y serenidad, y nos ayuda la energía de Fuego tan potente.
Lo importante es darnos cuenta, y luego soltar, podemos ayudarnos de la respiración (expiraciones conscientes) para dejar ir esas energías tan densas. O podemos utilizar el ejercicio, correr, bailar, saltar, abrir los brazos, abrazar la vida, abrazar el Universo, abrazar a la Madre Tierra, dejarnos abrazar por ella y entregarle toda esa carga para que sea transmutada. Y entonces es posible llenarse, renovarse, renacer, llenarnos de la energía vibrante del Universo, de la energía vibrante del Universo en constante cambio, como nosotros ahora, estamos evolucionando, transformándonos. Juntos y en comunión creamos la Nueva Tierra.


Siempre desde la dulzura en el trato con nuestra Alma, redescubriéndonos en todo nuestro ser, nuestra fuerza creadora, nuestra capacidad para amar. Reflexionemos y sintamos cómo son nuestras relaciones (Libra otra vez), y cómo somos o cómo son los demás en el trato con nosotros. ¿Encontramos dureza ahí fuera? ¿Cómo nos hablan? ¿Nos sentimos presionados, exigidos? Y volvamos dentro, ¿nos hablamos así  a nosotros mismos? ¿Nos tratamos así? ¿Conseguimos avanzar con este trato de duro e inflexible juicio o nos bloquea? Podemos cambiar en nuestro trato con nosotros mismos a partir de ahora. Y también podemos soltar esos "condicionantes" que creemos que hay en el entorno, al cual a veces nos queremos adaptar hasta perder de vista nuestros verdaderos objetivos y aquello que nos nutre desde nuestro interior. El amor, el amor por nosotros mismos implica el respeto. Sigamos siendo lo que queremos expresar y ser, haciendo lo que queremos expresar y ser desde nuestro pensar, sentir, ¡hagámoslo! ¡Escuchémonos! Volvamos al centro con ternura y con decisión. ¡Es posible! Anclados y realizando con y en nuestra vida los más mágicos y fantásticos milagros. Con nuestro bienestar contribuimos al bienestar del planeta y de la raza humana. ¡Sigamos!



Links que aportan información complementaria a este momento astrológico y espiritual:

http://www.danielleclermont.com/DCblog/?p=613#more-613

http://www.arcturius.org/chroniques/grand-triangle-feu-doctobre-2014-patrick-giani/


No hay comentarios:

Publicar un comentario