martes, 4 de noviembre de 2014

Cuadratura, un aspecto de individualización

"En Astrología, un ASPECTO es una fase necesaria de un proceso, el cual está edificado sobre la base de otra fase anterior que forma, ella misma, la base de fases posteriores. Ninguna fase, como parte integrante y necesaria de un proceso orgánico, puede ser buena o mala, en un sentido ético,  moral o incluso general."
De esta manera Dane Rudhyar expone uno de los principios respecto a los aspectos angulares que forman los planetas.





Observando entonces la fase en la que hoy se encuentra la Luna, las cuadraturas y conjunciones, recordamos que las CUADRATURAS vibran con la cualidad de Marte, color rojo, energía, con ellas podemos trabajar, tenemos fuerza para luchar, es un aspecto de rendimiento y los planetas que implicados son instrumentos de trabajo.

Aquí vemos a la Luna, en relación a Marte y a Plutón, en su fase de "cuadratura creciente", como planeta más rápido se aleja del más lento, por delante de él. Esta fase es la que corresponde a la fase de "decisión". Miremos, por ejemplo, en relación a nuestras progresiones, en qué fase está dentro del ciclo soli-lunar la Luna.

Miremos también nuestra carta natal, observemos las cuadraturas, si están en esta fase "creciente", si es así seguramente nos habremos encontrado en nuestra vida en situaciones en las que hemos tenido que tomar decisiones drásticas, avanzar ante las oportunidades, ¡aprovecharlas!, venciendo así resistencias de inercia, a pesar de que suponga una crisis o una ruptura respecto a esquemas cómodos y familiares. Son momentos en que es necesario: ¡actuar! Son crisis de acción. Acción individualizante. Son actos revestidos de FIRMEZA personal para romper con el impulso condicionante pasado que ya es inútil ahora para avanzar.

Esto es muy interesante porque podemos ver si hay tránsitos o progresiones que estén activando estas cuadraturas crecientes presentes en nuestra carta natal.
La cuadratura es un aspecto de individualización porque fuerza, como aspecto que permite trabajar, a "emerger de la matriz parental, cultural y tradicional, a sostenerse sobre los propios pies y enfrentarse al mundo como un verdadero individuo y nos más como un espécimen de la descendencia o de la época." (*)

Es increíble las oportunidades que tenemos por delante al observar las cuadraturas más importantes en nuestra carta natal. Estos planetas al encontrarse en este punto del ciclo están indicando que durante etapas anteriores del proceso cíclico las funciones representadas por los planetas se han afirmado insuficientemente, una en relación a la otra, en forma dudosa o pasajera. La presencia de estas cuadraturas crecientes importantes en nuestra carta astral nos indican que somos llamados a un "anclaje", ahora podemos actuar de forma precisa con una actividad constructiva de formas, una actividad que une las dos funciones planetarias y prepara el camino a la culminación de su relación. No es necesario vivir sucesos traumáticos o dramáticos ni sufrir crisis psicológicas. Lo importante es superar el miedo y la inercia para romper esquemas repetitivos. Si el miedo domina nuestros actos, los sentimientos y la voluntad el crecimiento, el movimiento se bloquean y paralizan. Así pues surge la tensión adecuada, incluso una desesperación, que nos da la capacidad de romper los vínculos con nuestros  miedos o nuestra inercia y dar el paso, que de otra manera no habríamos podido dar, ni querido hacerlo.

(* Lectura recomendada, Dane Rudhyar, "Les aspects astrologiques".)


No hay comentarios:

Publicar un comentario