martes, 20 de enero de 2015

Saturno en Sagitario

Saturno en Sagitario cuadratura Neptuno en Piscis

"Espiritualizar la materia, materializar el espíritu".





Saturno es un planeta que nos confiere una mentalidad y una voluntad dirigidas por la lógica, la razón, la filosofía y la metafísica. Así de entrada vemos que puede tener en común algún rasgo con el signo de Sagitario, en lo que concierne a la inclinación por la filosofía es evidente.

Lo interesante de un cambio de signo de uno de los planetas es si desde ahí nos va a aspectar a algún planeta natal, o progresado, porque entonces es una oportunidad para activar una energía que hemos de aprender a utilizar de una manera concreta -con muchas posibilidades diferentes, por supuesto- en nuestro camino, que hemos de aprender a darle una expresión más adecuada posiblemente, a entenderla en nuestro interior y a manifestarla en todo su esplendor en nuestro actuar exterior. También miremos si en nuestra carta astral ambos planetas presentan un aspecto, una conexión que nos "sintonice" con este tránsito, a esto lo llamaríamos "resonancia". Por otra parte, quiero dejar claro antes de seguir que no es mi propósito ahora entrar en reflexiones acerca de la repercusión social y/o mundial sino más bien personal.





Saturno desde Sagitario hará durante meses cuadratura a Neptuno en Piscis. Se presenta una tensión -los aspectos rojos implican siempre "energía"- entre dos signos mutables, uno de fuego y otro de agua. Entre un planeta que nos arraiga, que nos centra en la realidad y nos hace conscientes de ella, que nos conecta con los límites y un planeta que nos inspira, nos eleva, nos acerca al mundo de los sueños, de las ilusiones, de la fantasía, de lo irreal, de la inspiración, de todo lo que transciende la materia, de lo sublime, de lo espiritual, del ¡amor!. Realidad y amor, sabiduría y amor, este es el maridaje propuesto. ¿Qué te inspira?

Insisto en la importancia de mirar nuestra carta y ver qué activan ambos planetas, en qué casa ocurren los tránsitos, si pasan por algún punto importante ( cúspide de la casa, punto de inversión, punto de reposo; en qué sector de la casa ocurre: zona cardinal, fija o mutable). Como vemos es un momento muy adecuado para reequilibrar, encontrar el punto medio, la armonía, ese estado en el que después de probar varios puntos de vista, muy dispares, incluso diferentes radicalmente, después de experimentar con tendencias opuestas encontramos nuestra propia visión esencial.
Neptuno en Piscis inspirará sueños y utopías, impulsará nuestro idealismo, Saturno podrá ayudar a dar forma a todo esto, a trabajar por ello con disciplina y organización, a consolidar. Y Saturno podrá inspirarnos acerca de la viabilidad de un proyecto o sueño, o hacernos patente que es una quimera. La cuestión será mantener el discernimiento agudo (en el otro lado de Piscis, como uno de los ejes mutables, está Virgo: capacidad de discriminación) para que ni uno ni otro quieran ganar la batalla, porque ambos extremos pueden paralizarnos, en la tensión extrema la energía puede quedar bloqueada.

Las energías mutables de Sagitario y de Piscis nos inclinan hacia el cambio, favorecen que nos podamos adaptar a diversas personas y circunstancias. Ambas energías son expansivas a su manera, tan diversa por elemento. El fuego es expansivo a lo ancho y lo alto, asciende, se aviva gracias al oxígeno, a su paso sólo deja cenizas, materia inerte. El agua es expansiva a lo ancho, todo lo penetra, lo empapa, lo integra, lo absorbe. Con el fuego nos fundimos al igual que con el agua; con el fuego en un tiempo corto, fulminante, perdemos por completo nuestro sentido de corporalidad. Con el agua es un proceso más lento, vamos sintiendo casi como si nos diluyéramos en ella hasta casi desaparecer, pero podemos seguir sintiendo nuestras formas y límites.


Hasta diciembre de 2017 podremos ir experimentando este pasaje de Saturno por Sagitario, y el resto de los planetas irán amenizando y tiñendo y aportando a los  contactos sucesivos entre Saturno y otros planetas, así que aunque tengamos por delante aprendizajes y esfuerzos recordemos que las Flores de Bach nos ayudarán respecto a las emociones que iremos liberando. Estamos madurando. ¡Aprovechemos todas las oportunidades que ha decidido regalarnos Saturno!

1 comentario: