lunes, 5 de marzo de 2012

Mi bienestar contribuye a tu bienestar, tu bienestar contribuye a mi bienestar





Qué bello poder decir “¡Gracias por tu amor y tu amistad!”. Esta realidad, la podemos crear entre todos. Gran regalo de la Vida: disfrutar de amigos y compañeros del alma...




Piscis: tiempo para hacer ruedas de sanación... No es necesario estar juntos todos ni tampoco físicamente, podemos trabajar a distancia, en diferentes momentos, cada cual según pueda y cuándo pueda. Ayudarnos mutuamente en nuestros procesos actuales contribuirá al bienestar común. La energía de Piscis aporta a sus nativos, o personas que tienen influencia de este signo o de su regente, una energía magnética muy valiosa en sus manos, convirtiéndolos en buenos canalizadores de Amor y Luz. Centrados en nuestro corazón, podemos colaborar en la elevación de la conciencia de la raza humana a la cual ahora pertenecemos. Tiempo para la compasión, para la bondad, para sanar.



Desde el 21 de febrero y hasta el 21 de marzo, el Sol recorre el signo de Piscis, su regente es Neptuno.


¿Sabes si te afecta Neptuno con su energía en esta etapa de tu vida?



El planeta Neptuno rige al signo de Piscis y ahora se encuentra precisamente en él. Por lo tanto, afectará a los Piscis nacidos entre el 21 de febrero y el 28 de febrero.

Afecta a los Virgo nacidos entre el 21 de agosto y el 28 de agosto.

Afecta a los Géminis nacidos entre el 21 de mayo y el 28 de mayo.

Afecta a los Sagitario nacidos entre el 21 de noviembre y el 28 de noviembre.




En la práctica, está enviando su energía a los signos mutables del primer decanato. Cada signo del horóscopo ocupa en la circunferencia un ángulo de 30 grados; por lo tanto, cada signo lo dividimos en segmentos de 10 grados, que denominamos decanatos. Los signos mutables son aquellos que corresponden a los cambios de estación. Están justo al final de una estación, antes de que llegue la siguiente, por eso se les asocia a cambios, adaptabilidad. Piscis porque precede a la primavera. Géminis porque precede al verano. Virgo porque precede al otoño y Sagitario porque precede al invierno.




¿Cómo te afecta? Es un tránsito –es decir, un lugar por el que pasa un planeta en un momento dado de su recorrido por la órbita– al Sol, con lo cual influye primeramente en nuestro cuerpo físico, en nuestra mentalidad, en nuestra conciencia, en nuestra creatividad. Con Neptuno siempre baja la energía física, la energía del corazón. Con Neptuno nuestra mente puede tender más al caos, a los despistes, a los olvidos, a la confusión. Con Neptuno podemos ser más receptivos, emocionales, empáticos. Aunque Neptuno también nos puede llevar a las ilusiones exageradas y a confundir realidad con mentira, vivir en una realidad falsa, que podemos crear para otros y/o para nosotros mismos.

 

Neptuno nos invitará a trabajar profundamente con emociones, sin dejarnos ahogar por ellas pero permitiendo que surjan y se manifiesten, de modo que todo lo que está más reprimido –como las emociones relacionadas con miedos, desconfianza, tristeza, dolor, abandono, soledad, frustración– pueda ser eliminado. Es un trabajo de limpieza y purificación a nivel de alma.



El hecho de que afecte a nuestro sistema de defensa habitual nos obliga a enfrentarnos a la realidad en un estado más vulnerable, y no a través de un método evolutivo a través del dolor, sino de una invitación a la introversión, a indagar qué hay en nuestro interior, a descubrir otro potencial y otras herramientas, una nueva visión del mundo externo, una nueva interpretación de los símbolos de la vida cotidiana, precisamente para liberar y sanar dolor producido por traumas que ha quedado profundamente arraigados en la conciencia y en el recuerdo.




La música, la danza, la pintura, el teatro, todas las artes, las técnicas alternativas holísticas de sanación, todo lo vinculado al Amor y la creatividad, querrán tomar mayor espacio en nuestra vida diaria, sin imponerse, sino suave y sutilmente.



Es una oportunidad que no puedes perder en tu vida. Para Piscis es el momento de integrarla aún más. Para Virgo es la ocasión de desarrollar mayor compasión y bondad porque no podrá tener todo siempre tan ordenado y organizado como venía haciéndolo. Deberá dejar a un lado la crítica y el exceso de método y entregarse a lo imprevisto y a lo mágico. Para Géminis será una etapa que deberá cuidar para no perderse en una agenda revuelta, unos papeles que no encuentra. El despiste y el olvido le pueden hacer buscar nuevas técnicas de relajación para alcanzar serenidad interior, lo cual beneficiará sin duda a su agitado sistema nervioso. Para el activo y vital Sagitario que, con su entusiasmada verdad, se expande por el mundo tal vez sea una época de mayor soledad, quizá para aprender humildad.



Hay muchas otras características para cada uno de estos signos mutables que se pueden personalizar de acuerdo con la carta astral de cada uno.

 

Y, por supuesto, Neptuno puede afectar en tu carta astral a la Luna, a Mercurio, a Venus y a Marte, con connotaciones particulares para cada uno de estos planetas y su simbolismo.




En todo caso, será esencial encajar, asimilar la aportación que desea incluir Neptuno: Amor, abrir el corazón, abrirse a la magia y a la gracia, a energías más sutiles y etéreas. Siempre ocurrirán circunstancias que nos entregarán a esta experiencia o aparecerán personas con esta energía en nuestro camino a lo largo de esta etapa. Paciencia y constancia, de aquí al 2015 podremos ir comprendiendo su trabajo, su aportación, su mensaje particular.





Estas son algunas herramientas de Neptuno. Algunos Piscis o personas influidas por esta energía trabajan con ellas, para su propio bienestar, y si son terapeutas, utilizándolas en sus consultas:


Cristales y piedras (incluidas sus diluciones), geometría sagrada, cromoterapia, aceites esenciales puros, danza, música. Todo ello invita a que permitamos a nuestro cuerpo experimentar la energía luminosa que es. Trabajamos la sutileza de la energía de Piscis, tal vez a través de una meditación guiada, masajes en los pies (asociados a Piscis), el reiki, los imanes… en y más allá del cuerpo, hacia los espacios infinitos del Universo, hacia nuestro origen, ¡hacia la Luz y el Amor! ¡Es tiempo para trabajar la apertura del corazón!



No hay comentarios:

Publicar un comentario