lunes, 9 de abril de 2012

El poder del amor para realizar cambios y evolucionar


Más allá de lo racional, aspirando al amor puro…

Para muchas personas esto último parece una utopía, pero quería compartir un hecho real que nos viene a probar que la esperanza respecto a ello está bastante fundamentada. El 17 de junio del 2009 se publicó una noticia en “Goblal Goods News” referente a una iniciativa tomada en Japón en el año 2005. Se quiso probar en uno de los barrios con alto índice de criminalidad, un barrio muy poblado donde se llegaban a cometer 1700 robos por año. En 20008 la cifra había bajado a 390. ¿Cómo consiguieron este resultado? Plantando flores, este barrio se convirtió en floral y siendo el entorno más respetado las personas empezaron a respetarse también entre ellas.



Laurent Voulzy nos decía hace 20 años en su canción “El poder de las flores”:


“…Imagina nuestra esperanza

Dejábamos nuestros corazones

al poder de las flores.

Jazmines, lilas

Eran nuestras divisiones de soldados

Para cambiar el mundo.

Cambiar el mundo

Cambiar las cosas con ramos de rosas.

Cambiar a las mujeres

Cambiar a los hombres

Con geranios.

Cambiar las almas

Cambiar los corazones con ramos de flores…”



Y aunque todo esto parecía utópico en Japón se invirtió tiempo, dinero y energía por parte de la administración para llevar a cabo, con mucho éxito, “El poder de las flores”.

Indudablemente nuestro planeta tiene una capacidad inmensa para curarse a sí mismo y para proporcionarnos a todos sanación. La Tierra va más allá de venganzas, castigos y odios, nos regala siempre flores. ¡Toda una lección por aprender! Integremos y desarrollemos los valores femeninos y maternales en nuestra naturaleza ya que son el futuro de la humanidad.

Y ahora veamos algunas características actuales activas y cómo podemos ir más allá de la aparente realidad cotidiana.



La energía de Plutón está vinculada de alguna manera al poder, conflictos y problemas respecto al poder. Cuando se impone a los demás nuestros puntos de vista, nuestra verdad personal, de manera tal que llegamos a ser en extremo exigentes y desconsiderados, olvidándonos de las necesidades y derechos de los demás, utilizando incluso la violencia, sin escrúpulos, se desencadenan fuerzas destructoras de tal magnitud que la seguridad tanto de aquel o aquellos que se imponen como la de aquellos a quienes se pretende dominar a toda costa destruirán para ambos cualquier tipo de seguridad en el plano físico.



Sin embargo, Plutón es una energía que pretende activar la voluntad espiritual otorgando fuerza y coraje para evolucionar y transformarnos. Este planeta es una energía que mueve siempre a la evolución.



Por lo tanto, aunque en estos primeros grados del tránsito de Plutón por el signo de Capricornio ya estamos observando manifestaciones de su presencia, no olvidemos nunca que precisamente porque actualmente están surgiendo a la luz todas esas fuerzas arraigadas, todas esas capas endurecidas que estaban ahí cobijando en su interior deseos de poder absoluto, de megalomanía, impidiendo el fluir y la evolución, el propósito está orientado al cambio de conciencia, a la evolución como seres humanos, y en los  momentos más críticos precisamente no hay sensación de seguridad, porque se está reorientando el poder de modo que se consiga que las estructuras establecidas cambien para que así puedan fluir las energías y éstas hagan posible que todos podamos dar un paso más hacia delante, purificando, transformando lo que ya no sirve ni es necesario ahora. Estamos viviendo un proceso de regeneración profunda.



Aries está vinculado al valor, al coraje, a la aventura vivida con pasión. Es el emprendedor entusiasmado, el pionero que va por el mundo derrochando energía y alegría de vivir. Las resistencias que encuentra a su paso resultan estimulantes para seguir avanzando, no se desmoronan fácilmente. Con Urano transitando este signo podremos ver manifestarse con evidencia síntomas de impaciencia: Urano mira al futuro, le interesa la seguridad tanto como a Saturno, pero a diferencia de éste, Urano quiere avanzar hacia lo nuevo, por eso investiga en busca de posibilidades que permitan el progreso. Con Urano por Aries podemos esperar entonces cambios bruscos y repentinos, a veces compulsivos y exagerados. Se busca la libertad y cortar con todo lo que pueda ser desagradable.



La combinación de estos dos tránsitos –Plutón por Capricornio y Urano en Aries– podrían combinarse perfectamente, consiguiéndose paulatinamente pero sin cesar, cambios en las estructuras caducas que posibiliten el bienestar y la prosperidad, pero no para construir de nuevo estructuras que con el tiempo caduquen. Precisamente porque Neptuno transita por su signo (Piscis), el Amor está tiñendo todo el dinamismo producido por esta combinación de los planetas transpersonales entre sí. Neptuno en Piscis actuará con mano suave, ya que este planeta actúa disolviendo aquello que ya se ha convertido en inservible, aquello que está muerto, todo aquello por donde la savia del amor y de la vida ha dejado de fluir. Con Neptuno en Piscis, las metas materiales dejan de interesar si no están sintonizadas con el Amor incondicional, con un compromiso social de bienestar global para todos.



Estas reflexiones están basadas en los trabajos de investigación y difusión que han realizado en relación a estos tres planetas tanto Alice Bailey como Bruno y Louis Huber. Y, como nada es azar y además estamos en un momento muy importante para alcanzar la síntesis, enlazo con aquello que compartió con nosotros Colin Bloy cuando nos animaba a despertar en nosotros lo divino que nos habita, de forma que nos atrevamos a sentirlo y nos permitamos trabajar conscientemente inspirados por esta fuerza interior para la evolución del hombre, yendo más allá de lo racional, aspirando al amor puro.



Todo tiene sentido. La sinergia de estas tres fuerzas actuando a la vez –Urano, Neptuno y Plutón, cada una en un signo actualmente– configura una pista clara para que los seres humanos redireccionemos nuestros esfuerzos y activemos nuestra conciencia.



En realidad, debemos tener confianza –ya no los decía Jacinto Benavente– porque la sabiduría y el conocimiento permanecen siempre actualizados, aunque utilizando otro lenguaje, acorde a otra época, pero la esencia es la misma. Es importante conservar la Fe y la Alegría que brota del corazón cuando nos conectamos a la fuerza del Amor Divino.



  “Y en ellas visteis, como en las farsas de la vida, que a estos muñecos como a los humanos, muévelos cordelillos groseros, que son los intereses, las pasioncillas, los engaños y todas las miserias de su condición: tiran unos de sus pies y los llevan a tristes andanzas; tiran otros de sus manos, que trabajan con pena, luchan con rabia, hurtan con astucia, matan con violencia. Pero entre todos ellos desciende a veces del cielo al corazón un hilo sutil, como tejido con luz de sol y con luz de luna, el hilo del amor, que a los humanos, como a estos muñecos que semejan humanos, les hace parecer divinos, y trae a nuestra frente resplandores de aurora, y pone alas en nuestro corazón y nos dice que no todo es farsa en la farsa, que hay algo divino en nuestra vida que es verdad y es eterno y no puede acabar cuando la farsa acaba.”



                 (Extracto de Los intereses creados de Jacinto Benavente)



Datos Astrológicos:

 Tránsito actual de los planetas transpersonales: su influjo personal y colectivo.


Plutón en Capricornio –el poder/evolucionar

Neptuno transitando por Piscis – el Amor

Urano por Aries –imprevistos/cambiar

No hay comentarios:

Publicar un comentario