jueves, 21 de junio de 2012

Dejando atrás el pesimismo


     
Se nos presentan unas semanas con la oportunidad de poder avanzar con mayor seguridad, no me digas que no te apuntas.
Es un momento idóneo para permitir el fluir del amor, la amistad y experimentar estados de bienestar. Si todavía te parece imposible, por favor, espera unos días y podrás irlo comprobando.

La semana que viene es rica en acontecimientos ya que dos planetas retoman su ritmo habitual, lo que en Astrología venimos llamando “movimiento Directo”.

¿Qué puede significar y cómo aprovechar este movimiento energético?

Respecto a Saturno, quiero empezar por este arquetipo que representa la estructura con mayor peso en nuestra vida, y lo digo porque su influencia la solemos notar como más difícil de aprovechar. Indudablemente estos últimos días, incluso durante casi un mes o dos, para algunas personas ha sido un camino no siempre fácil. Con Saturno las cosas no siempre parecen posible de lograr, si bien algunos se empecinan todavía más en la lucha, pero para otros las dificultades no parecen una oportunidad para seguir avanzando y aprendiendo nuevas tácticas, de manera que podamos ir contactando con personas que puedas asesorarnos adecuadamente, dándonos pistas nuevas.

La única salida en momentos así es ir mirando hacia nuestro interior en busca de la fuerza que parece se nos esfumó. Enfrentarse a los miedos y a los complejos aún por superar no viene siendo lo más deseable, siempre que podemos lo eludimos. Pero no es tiempo para cubrir con un tupido velo lo que nos queda por liberar para poder progresar. Si queremos crecer y madurar, si queremos fortalecer nuestro núcleo interno y permitir que sumerjan potenciales que traemos, también Saturno nos presenta la oportunidad para ello. Eso sí, dedicándole por nuestra parte paciencia, atención y perseverancia  respecto a todo lo que viene aconteciendo, a nuestras circunstancias particulares que hemos venido experimentando los últimos días, semanas, meses, pero sobre todo las últimas y recientes semanas.

Para estos tránsitos de Saturno tenemos, una vez más, la ayuda incalculable que nos ofrecen las Flores del Doctor E. Bach. En las fórmulas para ingerir y en los masajes seguramente haya venido bien incluir Hornbeam, Gorse, Gentian, Larch, Cerato, Wild Oat, incluso Scleranthus. Prácticamente las flores del Grupo “Incertidumbre”, han venido ayudando a mantener la moral, la mente y el cuerpo en equilibrio, al menos intentarlo durante el mayor tiempo posible.

Ha sido una época de esfuerzos, vencer frustraciones que nos bloquean, dudas, y llegamos a cuestionarnos qué hemos hecho, qué estamos haciendo, qué vamos a hacer en el futuro inmediato. Nos preguntamos qué posibilidades reales tenemos y con qué herramientas contamos para seguir avanzando. Aunque uno también se puede preguntar con Saturno, ¿avanzar hacia dónde?. Porque en algunas ocasiones los límites que encontramos en nuestro interior, o en el exterior, nos producen desasosiego, desánimo y confusión. Así que nos podemos estancar mientras otros avanzan, cada cual con su historia y su momento particular, para qué compararnos. Pero como todo es perfecto en el Universo y, aunque no lo percibamos en momentos concretos, la energía sigue su curso, su eterno y constante movimiento neutro, por más que nosotros la percibamos con colores muy diversos. Es la transformación continua, el fluir de la Unidad.

Resulta importante entonces haber llegado a valorar aquello que realmente somos, un pasito más por lo menos, no lo que parecemos y/o tenemos. Definir claramente, lo más que podamos ahora, dentro de mis límites actuales qué voy a hacer en adelante, estrategias, proyectos, ir informándome. Eso sí, no he de olvidar que en este proceso de cambios aparecen nuevas posibilidades, estamos dispuestos y se abren caminos nuevos para que podamos concretar también ideales. Precisamente porque Saturno ha colaborado para que yo pueda definirlos y darles un matiz más práctico y realista. Sé lo que quiero y cómo conseguirlo, ahora, y el esfuerzo que ello implica, y cuento con las sorpresas que se presentan para apoyar mi proyecto vital en la vida.

Las probabilidades son amplias, y atreverse a probar y a iniciar la marcha por un camino concreto requiere gran coraje y valor, energía y entusiasmo. Lo que me encuentre a partir de mi recorrido siempre será la novedad, a menudo no lo encontraré perfecto, ya sea debido a mis elecciones, mis actos o los resultados de mi trabajo, pero lo importante es la experiencia que adquiero, los recursos interiores que surgen ante los desafíos.

Con esta energía de Saturno mi personalidad se vuelve más madura y estable, si consigo activar mi voluntad desde la libertad interior y decido sacudirme sentimientos internos de víctima, sobreponerme a la apatía y a la resignación, remontando por encima del desinterés y el olvido de mí mismo. Si decido seguir, pedir fuerzas para seguir si ello ha de conducirme a cumplir mi destino, las ayudas no se harán esperar demasiado. La humildad es una de las cualidades que Saturno también nos concede, no hay sabiduría sin humildad, así pues pedir ayuda implica reconocer mis límites, la Unidad que somos y en la que cada uno de nosotros participa, por lo tanto el apoyo que otros miembros pueden ofrecerme para el cumplimiento de mi propio destino y yo del suyo, esto es lo que contribuye a la realización del Camino de Vida.

Venus al ponerse directo avanza después de estas semanas de reflexión respecto al amor, los sentimientos, las relaciones, los valores, el dinero. Desde Géminis hemos podido pensar y reflexionar, informarnos, buscar, compartir, contarnos. Si decidimos que algo merecía la pena, atrevámonos a seguir adelante con ánimo y con valor. Permitamos que afluyan a nosotros ocasiones insospechadas para experimentar nuevas sensaciones que nos han de aportar plenitud emocional. Al fin y al cabo ahora empieza Venus a caminar por Géminis hacia Cáncer, y he de prepararme para ello, para ir abriendo mi mente, permitirme vivir la intimidad, una relación de compromiso puede aportarme gran felicidad si estoy dispuesto siempre al diálogo, escuchar y expresarme, manteniéndome en mi centro, estable, fuerte e independiente como el bambú, pero sabiendo que el Agua, las emociones y los sentimientos, riegan y mantienen vitales y llenos de chispa nutritiva mis centros energéticos, todos por igual.

Si cada día recuerdo mi propia unidad saliendo de la polarización hacia alguna zona de mi cuerpo concreta, saliendo de una o dos ideas obsesivas que intentan paralizar el resto del proceso de mi mente, avanzaré siempre hacia la comprensión mayor de la Unidad que somos todos.

Preparémonos entonces estos días para una marcha más rápida y ligera, hacia nuevas oportunidades, solidarios, unidos estamos creando un planeta donde todos podamos disfrutar de las mismas ocasiones para lograr vivir con bienestar y en continua expansión creativa.


DATOS ASTROLÓGICOS
Martes 26 de junio y jueves 28 de junio
Saturno directo a 22º de Libra y Venus directo a 7º de Géminis

No hay comentarios:

Publicar un comentario