jueves, 20 de abril de 2017

Emociones

Plutón nos conduce ahora a profundizar en nuestro inconsciente. Las emociones pueden ser como el chocolate, pueden hacernos “adictos” y, por tanto, esclavizarnos. Ahora bien, el Sol representa nuestra voluntad, así pues nos corresponde a nosotros ejercerla, estar despiertos, lúcidos.

Las emociones son maestras y nos orientan, nos van a enfocar a encontrar nuevas soluciones, nuevos caminos, pero en la medida en que las escuchamos, atendemos, y luego soltamos el exceso de emoción una vez que le hemos dado una salida creativa, una vez que lo hemos procesado con nuestra inteligencia y con sabiduría.

Necesitamos saber qué está ocurriendo energéticamente cuando nos sentimos tan “movidos” interior y exteriormente, la emoción nos mueve. La Astrología aporta conocimiento para comprender el momento actual, nos centramos en Plutón que hoy cambia a movimiento retrógrado.

Con la energía de Plutón podemos estos días estar atentos a aquello que podemos estar reprimiendo debido a emociones, situaciones, pensamientos que puedan venir de nuestro pasado, de esta vida y/o de otras vidas. Tenemos unos meses por delante para hacer un gran trabajo interior.






Repasemos emociones básicas del ser humano para, en la calma, en relajación, confesarnos a nosotros mismos si tenemos dificultades en la expresión de alguna de ellas, si alguna está reprimida, inhibida, descontrolada y por qué, vamos a hacer un trabajo con el pequeño ego desde la conexión a la Energía Creadora, sólo así podemos quitarnos los velos de la ilusión que nos impiden expresar toda nuestra naturaleza sublime.

- La alegría, esta es la más aceptable, imprescindible para el corazón, pero también en equilibrio, para que no se convierta en euforia, exceso, energéticamente nos desvitaliza entonces. O tal vez debamos de analizar por qué no nos permitimos estar, ser, vivir en la alegría. Es momento de afrontar aquello que pueda ser de nuestra pasado, u otras vidas, y que está frenando la expresión de la alegría, vinculada al corazón.
Muchos descendemos de padres y abuelos que han vivido alguna guerra, por eso es tiempo ahora de sanar cualquier bloqueo para que la expresión de esta emoción sea más libre y fluida en adelante.

- La tristeza, la pena, cuando se reprime se transforma en depresión. Así pues hay que escuchar qué está provocando este sentimiento, que también puede tener expresión de tedio, que nos lleva a comportarnos como un “aguafiestas”.

- La cólera, la ira, el enfado, cuya expresión es expansiva, activa, pero nos desgasta energéticamente. Cuando la reprimimos se transforma en rabia, aunque también esta rabia puede ser una expresión de la tristeza interior, de la frustración.

- El miedo, que nos contrae, al otro extremo está el amor, la confianza que nos expande. También los sentimientos acumulados de culpa nos pueden llevar a un pánico interno para no volver a cometer los mismos errores, lo cual nos paraliza, bloquea, nos desvitaliza energéticamente.


Es tiempo de perdonarnos, de admitir nuestra vergüenza por aquello que hemos podido hacer, o decir, en lo que hemos errado, y que hemos reconocido como inapropiado, pero seguimos adelante con propósitos nuevos. Es tiempo de permitirnos vivir como seres humanos conectados al Amor y a la Sabiduría en todas las expresiones que nos permite nuestra naturaleza también divina.



“No poseo nombre:
pero nací hace dos días.”
¿Cómo te llamaré?
“Soy feliz.
Me llamo alegría.”
¡Que el dulce júbilo sea contigo!

¡Bonita alegría!
Dulce alegría, de apenas dos días,
te llamo dulce alegría:
así tú sonríes,
mientras yo canto.
¡Que el dulce júbilo sea contigo!


Alegría, Poema de William Blake, nacido bajo el signo de Sagitario

No hay comentarios:

Publicar un comentario