viernes, 14 de septiembre de 2012

Luna Nueva del 16 de septiembre de 2012


Desde nuestra libertad podemos decidir orientar nuestra voluntad hacia la energía optimista de Júpiter que ahora está emplazado en Géminis. Vamos a irnos primero hasta Júpiter para recibir Fe y con ella acojamos a estas fuerzas cósmicas de la Luna Nueva de este 16 de septiembre.



El Sol y la Luna están en el signo de Virgo que se caracteriza por ser analítico, organizado, tecnológico e interesado a su vez por las cuestiones de dieta, salud y buenos hábitos. Sol y Luna nos invitan a ello desde su aislamiento de los demás planetas del cielo, consideramos tal vez un acercamiento a Mercurio, regente de Virgo, es un momento en que parece que lo mental tiene bastante potencia, sumando a Júpiter que está también en el mental Géminis. Orientemos pues nuestras mentes hacia pensamientos positivos, entusiastas, con fe y con confianza en nuestras capacidades, las capacidades innatas de la humanidad para construir un mundo solidario y agradable para todos. Pensemos que estos cambios y situaciones críticas que estamos viviendo son la oportunidad de hacer reajustes, y no hay prisa, tenemos por delante unos cuantos años para conseguirlo, vamos venciendo resistencias.
En ocasiones la sobriedad y la disciplina me llevan a considerar qué es lo que realmente importa en esta vida, qué sustenta mi existencia, en qué me apoyo para trabajar mi solidez interna.


Saturno simboliza la Sabiduría y está en sintonía con Neptuno en este momento y durará esta danza armónica durante unas semanas, todo el mes de octubre se hará manifestar. La Sabiduría se une al Idealismo y al amor incondicional representados por Neptuno, a quien además Saturno, sin presión invita a materializar, a actuar en la realidad inmediata, en el aquí y en el ahora.


A nadie le gusta andar por la vida con el polvo del camino encima, pesada carga, sacudamos de nuestros espíritus esta carga que nos hunde, purifiquemos nuestras mentes de miedos arcaicos que nos bloquean y nos confunden para tomar las decisiones más adecuadas. Tenemos muchas ayudas para hacer este trabajo interior en estos momentos. Tengamos en cuenta que el cambio es inminente, como lo anuncia el paso de Urano por Aries en aspecto con Plutón en Capricornio. En todo caso aprovechemos durante los próximos días esta descarga que hará Urano en Mercurio para renovar nuestros pensamientos, para abrir nuestras mentes, hay muchas posibilidades y caminos, opciones. Tomemos con calma las posibilidades y visiones que se nos presenten para no excitarnos demasiado y agotar nuestro sistema nervioso, anotemos las inspiraciones que nos vengan y poco a poco a lo largo de los próximos días vayamos haciendo los cambios en nuestra rutina, respetando siempre nuestro cuerpo, cuidemos de la salud sin ansiedad, se trata sólo de escuchar al cuerpo en cada momento, lo que apetece no es siempre lo que más conviene.

No criticar, no juzgar, no ser puntilloso, no perdernos en miles de detalles. Las cosas pueden ser mucho más sencillas de lo que creemos, no nos compliquemos la existencia. Es importante trabajarnos la tolerancia, es el coraje de dirigir nuestras energías según nuestros ideales más elevados.

Liberemos la cólera y la rabia, los resentimientos interiores, pero por cauces creativos y constructivos, todo acceso o descarga que no controlemos desde el corazón será destructiva para nosotros mismos y para nuestro entorno, es importante no derrochar esta energía y quedarnos agotados. Establezcamos un plan que necesite energía, pero también constancia, con lo cual hemos de distribuir nuestro caudal. Así hemos de trabajar ahora las energías activadas por Plutón en Capricornio en cuadratura con Urano en Aries.

Observando al social Leo en el Ascendente recordemos trabajar desde el Amor, la apertura de corazón, no desde el ego centrado en sí mismo que sólo nos conduce a la vanidad y la soberbia, al conflicto y lucha con los demás por intereses egoístas, y ello, al aislamiento. Precisamente abrir el Corazón con su Sabiduría nos conducirá a saber hacernos respetar y poner límites, a respetar también los límites que los demás deseen ponernos respecto a nuestro acercamiento a ellos.

La palabra escrita o hablada ha de ser revisada por el corazón, no respondamos bruscamente, sólo será una explosión sin aportar nada constructivo. Gritar un momento puede desahogar, pero ponernos a gritar durante cinco minutos seguidos nos lleva a quedarnos sin energía. Vale más una palabra ingeniosa e inteligente dicha en el momento preciso de manera breve que una verborrea que finalmente nadie escucha y no aporta nada.

Desde Virgo observo al Nodo Norte en Escorpio invitándonos a la transformación profunda, a soltar miedos, ancestrales, arcaicos, emociones profundas, qué me sobra, a renovarnos por dentro y por fuera. Si voy a lo más profundo de mi abismo también podré volar a las alturas de mi espíritu, alcanzar el cielo que se me antoje más paradisíaco. Limpiar, renovar, cuidarnos, descansar, estar atentos a nuestras necesidades físicas, evitar polarizarnos y encontrar el equilibrio mente-cuerpo.
Este Nodo en Escorpio nos invita a tratar a la Tierra, al Planeta con nuevos métodos, con respeto y cariño.

No es tiempo de acumular, es tiempo de soltar. Hay mucho más que materia, dinero, posesiones, otros aspectos humanos son de mayor importancia. La Tierra nos cuida y siempre nos ofrecerá sus recursos si la tratamos con cariño y respeto. Y la creatividad, volvemos al Ascendente Leo. Mira dentro de ti, qué te gusta hacer, con qué disfrutas, en qué puedes pasar el tiempo con agrado para luego compartir con los demás tu obra, ¡hay tanto para compartir! Sobre todo piensa en aquello que produjo alegría a los demás, que les hizo bien.

Todas estas son claves para mantener mi vitalidad, mi creatividad y poder hacer uso de la fuerza del corazón que desea ser generoso consigo mismo y con los demás. Podemos crear corrientes continuas que fluyen trayendo y llevando acá y allá lo que cada cual necesita en cada momento para vivir. Es posible, Saturno invita aspectando a Neptuno asumir esta realidad de unidad, “tu eres otro yo”. Preparamos nuestras mentes para este cambio y permitamos al corazón tomar el relevo.

La soledad me invita a poner orden en mi vida, alcanzarla me facilitará salir al encuentro de los demás motivado para colaborar, conociendo mi auténtico valor, por supuesto, pero permaneciendo en la humildad. Podemos formar equipos de trabajo muy buenos y eficaces para avanzar más deprisa, pero hemos de prepararnos para ello, es lo que estamos haciendo en estos tiempos. Aprender a amarme, aprender a amarnos.

Las iniciativas son apropiadas si hay unas raíces sanas y fuertes que nos mantengan nutridos y estables, en armonía en estos momentos de acción, de cambio y transformación. Siempre proyectamos fuera lo que vivimos en casa, en nuestro interior.
Esta carta de Luna Nueva con tantos planetas bajo el horizonte invita al introversión, es lo primero. Surgirán oportunidades diversas, están ahí, permanezcamos atentos.

Virgo, tiempo de cosecha. ¿Estás preparado? ¡Sintoniza tu mente y tu corazón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario