viernes, 11 de mayo de 2012

¿Por qué establecer y mantener relaciones basadas en la Confianza?


Digamos que el día 6 de junio el Sol y Venus estarán dispuestos para bailar un tango. Elijo este baile por aquello de que se baila muy “agarraos” ya que astronómicamente estarán en conjunción, y no me parecía tan popular y fácil de entender por la mayoría de las personas este hecho que los astrólogos denominamos así, en lo que respecta a “tránsitos planetarios”. Y bien mirado, dejo este baile ya que al fin y al cabo dentro de la conjunción con el Sol,  Venus también estará en contacto con Marte (cuadratura), y siempre ambos tienen cierta connotación erótica, de pasión y sensualidad.

Este fenómeno es extraordinario ya que se produce dos veces solamente en un intervalo de 8 años, el último fue en el 2004, y después puede pasar un siglo hasta que vuelve a ocurrir, creo que ninguno de nosotros posiblemente esté presente para el de diciembre del año 2117, o tal vez sí, nunca se sabe cuánto puede adelantar la ciencia, dejamos así un espacio para la sorpresa.

Venus desfilará delante del Sol, será como un eclipse, pero debido a que su tamaño es menor que el del astro rey no podrá cubrir el disco completo.

Todavía estamos ahora bajo la regencia de Tauro que gobierna lo más físico y práctico, y Venus es su regente, pero ya se encuentra en Géminis, así que vamos a reflexionar un poco porque todos podemos sacar gran provecho de esta fuerte energía. Seguramente muchos ya hemos ido notando a lo largo de estas semanas su influencia, unos más que otros, depende de la posición de los planetas en nuestras respectivas cartas astrales, pero toca pasar revista y reordenar lo que sea necesario.

Elegí un título bastante serio ya que la carta astral del día de la conjunción me inspiró a ello. Estamos hablando de un Saturno en Libra actualmente, y el día de la conjunción estará la Luna en Capricornio, en conjunción con Plutón, así que vayamos al fondo y vayamos a ver qué hemos de hacer (trígono Marte) para conservar una buena estructura que sostenga la unidad familiar, la relación íntima, el ambiente adecuado para compartir emociones y sentimientos, sintiéndonos acogidos (sextil Neptuno). Si algo he de cambiar (cuadratura Urano), he de reflexionar qué y cómo, cuándo será el momento idóneo, sin desaprovecharlo. O lo inesperado irrumpirá en mi vida obligándome, una dos, mil veces, hasta que decida afrontar el cambio necesario sabiendo que renovar es vital para avanzar y no enfermar.

Hemos de considerar todas las posibilidades, incluso puede haber varias, esto nos inspira Mercurio desde Géminis, y podemos elegir lo que nos proporcione seguridad, está en contacto con Saturno, aunque tengamos que ir construyendo algo nuevo, pero con confianza, sabiendo que recibiremos ayudas, (trígono con Neptuno). La confianza en esencial en estos tiempos porque nos inspira toda clase de salidas para situaciones de bloqueo, de estancamiento. Siempre podemos salir y seguir adelante. El camino sigue, es infinito, como la existencia, como la Vida.

En cada época, en cada momento de crisis y de cambio siempre se nos otorgan múltiples dones para recargarnos cuando es necesario de fuerzas y nos inspiran ideas geniales con el objeto de descargarnos de todo lo que es excesivamente pesado e innecesario. Actualmente Neptuno desde Piscis nos ofrece muchas herramientas. El amplio abanico de medicinas alternativas, holísticas que complementan cualquier proceso de curación con medicina alopática. No hay motivo para quedarse sombríamente triste y absorto en un cielo gris y lluvioso cuando el arco iris nos está anunciando que está a punto de salir el Sol. Esta conjunción Sol-Venus es una oportunidad para conectarnos con la belleza interior, con la belleza del mundo, con todo aquello que pueda elevarnos, y siempre va a elevar a nuestros espíritus lo bello, lo armónico, y algo que es gratis y está al alcance de todos, reconectarnos con la Naturaleza.

Aquellos que lo deseéis podéis preguntarme de qué manera particular os va a afectar, especialmente todos los que os habéis suscrito hace meses a la lista de “Alta Signos”. Pero serán bienvenidas peticiones y preguntas de cualquier persona que se acerque en este momento a esta lectura y le surjan interrogantes y dudas. Como bien nos invita Venus en Géminis, es momento de apertura a la vida social y a las relaciones para conocer mejor aspectos de nosotros mismos relativos al amor.

A aquellos a quien les aspecte a su Luna de manera armónica les cuestionará o hará vivir situaciones de dulzura, de ternura, respecto a su feminidad, respecto a la familia, a las mujeres de la familia, a la vivienda.

A aquellos a quien aspecte a su Sol tal vez tengan que cuestionarse acerca de su autoestima y autovaloración, su creatividad y su autoexpresión.

Aquellos a quien aspecto a su Marte tal vez se cuestionen acerca de sus relaciones físicas sexuales, de su poder de seducción y de su facilidad o resistencia para dejarse seducir.

Aquellos a quienes aspecte a su Júpiter podría traerles situaciones de placer, de bienestar, facilidades en su vida social y afectiva, prosperidad económica incluso, o tal vez un deseo irresistible y desmesurado de gastar, habrá que tener cuidado y no dejar de ser prudentes.

Aquellos a quienes aspecte a su Saturno tal vez puedan ir más allá de los límites que se han impuesto y se relajen en sus relaciones íntimas, tal vez concreten una relación que lleva tiempo demorándose, tal vez se cuestionen acerca de la frustración de cierta relación o relaciones personales.

Pero todo dependerá también de dónde tengamos cada uno de nosotros a Venus en la carta astral, en qué signo, a qué elemento pertenece y qué tránsitos están pasando, está recibiendo Venus, porque será un momento muy distinto y particular. Cada uno de nosotros estamos en un momento evolutivo diferente y a la vez estamos involucrados en un  momento histórico y socio-cultural que de alguna manera tiende a condicionarnos, su decisiva influencia dependerá de nuestro grado de madurez y de individuación concreta, cuanto más conscientes seamos de nosotros mismos en cada momento, mucho más fácil será, disfrutaremos de mayor libertad para decidir y elegir pudiendo utilizar nuestra voluntad y determinación para seguir o emprender nuevos caminos.


Venus es el arquetipo de la energía femenina, es yin, mientras que el Sol es yang y representa la luz de la conciencia, ¿quién soy yo?

Este fenómeno astronómico podemos aprovecharlo todos para reflexionar acerca del Amor, de la energía del Amor, y los juegos del amor, la seducción típicamente venusina, gustar, atraer, disfrutar. Pero podremos ir más allá porque no se trata de una conjunción con Marte, ambos podrían establecer una relación típica de amor ardiente y apasionado a nivel físico, por ejemplo. Con el Sol se desencadenan otras motivaciones, nos invita a poner atención, a “ver” qué tenemos dentro de nosotros, qué valoramos, qué nos motiva a la hora de relacionarnos, qué valoramos y nos resulta atractivo para comprar, para usar, para llevarnos, puesto o para decorar nuestras casas y espacios, qué tipo de creatividad surge espontáneamente dentro de nosotros y nos revitaliza el expresarla. Y ya que está también en contacto con Quirón pido que sus rayos sanadores también puedan, si le dejamos, aportar luz para estos momentos de amplitud de conciencia y reflexión, de nuevas vivencias que muchos estamos experimentando.

Ya que ha sido un regalo de la Vida quería compartir en estos momentos de pre-conjunción y en sintonía con los temas que son realzados los contenidos más importantes y que deseo destacar, con motivo de esta conjunción, de una película que se estrenó allá en 1938, “Los alegres vividores”, “The young in heart”.

En esta película nos encontramos con una situación digamos al estilo de Géminis-Neptuno, una familia un tanto dual. Papá, mamá, un hijo y una hija que viven en un mundo de fantasías y engaños, aparentando ser quienes no son, tener lo que en realidad no tienen, personajes que se sumergen mimetizados por la forma externa en la alta sociedad, su objetivo: aprovecharse del dinero de personajes que de todos modos tienden también a vivir en un mundo superfluo y de vanidad. Descubiertos por la policía deberán tomar un tren y regresar a su país. En el tren van y, por cierto, bastante muertos de hambre. Así que la ocasión se presenta única cuando conocen a Doña Fortuna…  una ancianita dulce, amable, sola y muy adinerada. Pero en esta ocasión hay mucho fondo, hay mucha sabiduría aprendida en las horas de soledad, que no ha dejado un poso de amargura y resentimiento, por cierto.

Desde luego la Fortuna les va a cambiar, porque de todos modos nadie nos quedamos sin redención y las oportunidades para poder avanzar y que nuestra vida tome un giro diferente se nos presentan siempre, a todos y cada uno de nosotros. Deciden quedarse con la ancianita esperando poder heredar. Pero mientras han de llevar vidas respetables, así que padre e hijo se ven obligados a buscar trabajo. Trabajos en los que por cierto se van a realizar completamente, y aquello que en principio les parecía como algo terrible, ¡trabajar!, termina convirtiéndose en una serie de ocasiones para desplegar su potencial intelectual y creativo, ya que a nivel de relaciones no necesitan más que una lección, que les dará doña Fortuna, la del amor verdadero, que nunca antes habían experimentado. Esta conjunción Sol-Venus activada por Quirón y por Marte es toda una oportunidad para la apertura de corazón. Doña Fortuna es avisada de con quien vive, pero no encuentra en ello motivo de reprobación porque ante todo siente compasión por la familia y las circunstancias que han podido hacerles encontrarse en esa situación que sólo puede conducirles a la desgracia y al vacío existencial, y a la soledad, que tan bien conoce ella por propia experiencia.

¿Qué hacer para salir de la soledad? ¿O qué evitar para no encontrarse con la soledad más absoluta?

No quiero desvelaros todos los secretos de esta maravillosa comedia y su encantador hechizo para transportarnos a otra dimensión, precisamente para encender esa vela que la conjunción Sol-Venus va a realizar.

La clave, si queréis un anticipo, es “confiar en las personas que nos aman”…

Sin confianza ¿qué nos queda? Vacío y soledad.



¿Y cuándo la confianza es traicionada por la mentira y el engaño? ¿Cuándo se faltó al respeto?

¿Qué giro nos obliga, o nos induce, o nos invita a dar entonces las circunstancias nuevas con las que nos encontramos?

Porque una conjunción es un encuentro definitivo a partir del cual establecemos un nuevo rumbo, un nuevo camino, una etapa nueva de aprendizaje, de vivencias.

Al fin y al cabo vivimos en unos tiempos sociales influidos por el color de la presencia de Urano en Aries en cuadratura con Plutón en Capricornio y en ocasiones se podría tender a actitudes radicales y extremistas, siendo en ocasiones el motivo la ambición y el poder, por no olvidarnos del poderoso caballero don dinero. Pero Neptuno, el idealista, desde Piscis nos vuelve a invitar a mirar el corazón, a mirar dentro, ya sea a través de visualizaciones y fantasías, de encantos y rezos, o tal vez a golpes de cambios de fortuna. En esta carta astral del día 6 observamos que en agua están tan sólo, precisamente, Neptuno y Quirón.
 

Saturno en Libra muchas veces nos indica que podemos establecer límites muy rígidos en nuestras relaciones, “pasar hambre” de afecto y ternura, de atención y comprensión incluso, en nuestras relaciones por mantener una cierta armonía y equilibrio, al menos aparente, al menos de cara al público, que sabemos que es bastante engañosa e incierta.

Pero es tiempo de cuestionarnos ciertas pautas, no para cambiar radicalmente sin estar preparados, no, hemos de ir preparando un plan para el cambio, para elegir tal vez el camino de la transformación, que puede asustarnos, salir de lo conocido, de lo cómodo, de lo familiar, de aquello a lo que ya estoy acostumbrado. Pero no será posible mucho tiempo. Saturno entrará en Escorpio en unas semanas y es necesario avanzar, atrevernos a transformarnos, a ir a las profundidades y rebuscar nuestros recursos más valiosos, porque los tenemos, para poder disfrutar también del aporte que desplegar todo nuestro potencial creativo supone.


Evidentemente esta película es romántica, había que permitir al contacto Júpiter-Neptuno expresarse, y pretende alimentar a todos aquellos espíritus románticos, deja un poso de bienestar, de optimismo, de ganas de vivir. Personajes encantadores y una excelente interpretación y dirección. Creo que en nuestra época una vez más puedo decir “Lo que el mundo necesita es amor”, al son de la canción de Burt Bacharach.


Pero quiero dejaros la letra y la música de esta otra canción, que sería  (por ejemplo, y ¿por qué no?) como el diálogo del Sol con Venus, para esta próxima conjunción, del grupo Temptations, “My girl”.





Tengo luz del sol en un día nublado.

 Cuando está frío afuera tengo el mes de mayo

 Imagino que se preguntarán

 ¿Qué puede hacerme sentir así?

 Mi chica (mi chica, mi chica)

 Estoy hablando de mi chica (mi chica).



Tengo tanta miel que las abejas me envidian.

 Tengo una canción más dulce que abejas en los árboles.

 Imagino que se preguntarán

 ¿Qué puede hacerme sentir así?

 Mi chica (mi chica, mi chica)

 Estoy hablando de mi chica (mi chica).



Hey hey hey

Hey hey hey

Ooooh.



No necesito dinero, fama o fortuna.

 Tengo todas las riquezas que un hombre puede tener nena

 Imagino que se preguntarán

 ¿Qué puede hacerme sentir así?

 Mi chica (mi chica, mi chica)

 Estoy hablando de mi chica (mi chica).



Tengo luz del sol en un día nublado.

 Con mi chica.

 Incluso tengo el mes de mayo

 Con mi chica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario