jueves, 4 de octubre de 2012

Saturno en Escorpio y el retorno de la confianza

Con el permiso del astrólogo Patrick Giani realizo la traducción de su excelente artículo de Astrología Mundial  publicado en la revista Ganymède que nos orienta en estos momentos de cambios, transformaciones y de oportunidades.



Astrología mundial : Saturno en Escorpio 




En el momento en que escribo estas líneas (9/9/12) Saturno todavía no ha entrado en Escorpio, pero podemos empezar a percibir aquello que nos va a proponer a partir del día 6 de octubre próximo.
En efecto, el trígono que va a formar con Neptuno en los primeros grados de Piscis comienza ya a sentirse. Podemos percibir las premisas en los medios de comunicación con la intervención de la Banca Central Europea en la crisis financiera que sacude al mundo desde hace algunos años. Por supuesto el nombrado Super Mario (Mario Draghi, presidente de la BCE) no es ciertamente el “salvador” tan esperado que podría con una varita mágica traer de nuevo la prosperidad a nuestros países endeudados. Él anuncia únicamente la “irreversibilidad del euro”, mediante la compra de las deudas soberanas de los países con dificultades, calmando así los mercados.

Sólo esto: este anuncio se ha hecho durante la cuadratura del Sol-Mercurio en Virgo con  Júpiter en Géminis. Júpiter representa los bancos y la expansión, estos remedios para salir del paso no bastarán para resolver el mayor problema que existe, el entendimiento entre países: los índices de interés que aumentan año tras año.


Le 8 septembre 2012
Cartes du ciel réalisées avec le logiciel AstroQuick 7


Claramente, Super Mario intenta poner un esparadrapo sobre una herida abierta y esto no cortará la hemorragia, considerando que Mario Draghi ha sido vicepresidente en Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2005 es difícil de creer que intente poner moral y honestidad en los negocios de este Banco que tiene al mundo de las finanzas a sus pies (el banco de inversión Goldman Sachs fue conocidao públicamente por su fabricación de producto derivado financiero durante la crisis de subprimas y la crisis de la deuda griega).

Pero esta intervención del Banco Central Europeo prefigura efectivamente unas premisas en cuestiones profundas dentro del medio de las finanzas. Sabemos que Escorpio se relaciona con el dinero, el poder y lo oculto. Saturno rige las leyes, las leyes que limitan, restringen, disciplinan, al contrario que Júpiter que rige las leyes que permiten, ayudan, respaldan y sostienen. Con Saturno en Escorpio cabe esperar, como hace 29 años durante su anterior pasaje, un período de restricción, luego de refundición de la economía mundial. A lo largo de los años 1983-1986 frente a la situación económica que se agravaba, François Mitterrand intentó una política de mejora, pero la coalición con Jacques Chirac junto con una mala gestión del paro anunciaba el principio de la crisis, y no sólo en Francia…
La diferencia entre esta época y la nuestra es que el sistema financiero parece ahora un navío que hace agua por todas partes y nadie, por el momento, ha pensado en usar los botes salvavidas. El “síndrome del Titanic”, como había escrito Nicolas Hulot, es precisamente esto, como el hielo cuando se derrite, es irreversible. Pero entonces, ¿hay alguna esperanza?




Esta esperanza la vemos por la Astrología, reside en el trígono Saturno-Neptuno. Saturno en Escorpio puede ser astuto, también rígido, pero cuando es ayudado por los valores de Neptuno entonces puede hacer proezas, incluso milagros. Si hay un aspecto que puede poner algo de moral y honestidad en los negocios del mundo, es por supuesto el trígono entre Saturno-Neptuno. -¿Por qué? Porque Neptuno está en el signo de Piscis y que este signo es el que gobierna los ideales y la espiritualidad extendiendo progresivamente su influencia unificadora. Podemos constatarlo desde su entrada en Piscis (en febrero 2012), está emergiendo una nueva consciencia, lenta pero segura. Este aspecto armónico anuncia pues el retorno de la confianza, el retorno de la Fe en el corazón de la humanidad.
Cada vez más y más seres humanos, sobre todo se observa en las redes sociales, aspiran a una mayor solidaridad, a compartir amistad y valores humanos, incluso espirituales. No es un retorno a los valores religiosos, que cada vez encuentran menos crédito entre los espíritus despiertos, sino de una espiritualidad auténtica desprovista de creencias obsoletas, de ritos y dogmas arcaicos. Saturno en Escorpio no pierde de vista todo esto porque él deshace las estructuras antiguas, hace caer las máscaras y examina la situación por completo.

En el medio financiero, se traducirá probablemente en un primer momento por una crisis todavía más aguda (2013), seguida de una restructuración global (2014-2015) y después de una salida de la crisis (2016-2017 con Saturno en Sagitario), con lo cual es necesario esperar que será una crisis larga con el fin de preparar el mundo de mañana…
Para lograr esto los dirigentes de nuestros países han comprendido que era necesario ordenar el medio bancario y abrir en paralelo bancos del Estado o bancos independientes para no seguir bajo el control de los grandes bancos. El Banco Público de Inversión (BPI), buque insignia del quinquenio de François Hollande, es esperada para el mes de octubre. Su objetivo es remediar las dificultades de financiación de las pequeñas y medianas empresas proponiendo una “ventanilla única” en las regiones. Esto va en consonancia con la entrada de Saturno en Escorpio-trígono Neptuno. En principio le constará emprender vuelo, pero a partir del mes de julio del 2013, la entrada de Júpiter en Cáncer trígono a Saturno, y el trígono de Neptuno alcanzarán su plenitud con esta nueva economía popular. Apostamos que no será la única en Europa ya que numerosas iniciativas serán llevadas a cabo durante el Gran Trígono en signos de Agua.


En el plano individual este aspecto armónico incitará a los seres humanos a dejar atrás los remedios precarios para poder llevar adelante los proyectos con plenitud. Con Júpiter en Cáncer serán las familias las que saldrán beneficiadas desde el verano del 2013.




Por tanto, los nativos con el Sol en los primeros grados de Escorpión, de Piscis y de Cáncer serán los que más se beneficiarán de este apoyo sólido que constituye el trígono Saturno-Neptuno y estará activo a partir de la segunda semana de octubre del 2012. Estando Mercurio estrechamente en conjunción con Saturno, las firmas de contratos, las gestiones administrativas y las iniciativas empresariales serán facilitadas. Por supuesto este aspecto benéfico beneficiará asimismo a los nativos con el Sol en los primeros grados de Capricornio, a pesar del apremio desde primeros de año por la cuadratura entre Urano y Plutón, recobrando así la fuerza y la confianza en esta fase de “renacimiento”.         

Los nativos con el Sol en los primeros grados de Virgo recogerán también los frutos de sus recientes esfuerzos y podrán asegurar unas bases sólidas para una nueva existencia.
Se entiende que Saturno no hace a todos felices ya que envía una cuadratura a los signos de Leo y de Acuario, para los que tengan el Sol en los primeros grados de estos signos será como un peso de plomo respecto a sus iniciativas y los proyectos. Por lo tanto deberán cuidar su salud, y no poner el carro delante de los bueyes, aceptando entonces humildemente las lecciones que la vida les pueda presentar. Para el signo opuesto a Escorpio, sobre todo para los que tengan el Sol en los primeros signos de Tauro son tiempos de restricción saturnina pero el efecto será menor. Se trata de dificultades en las relaciones o problemas que afectarán a la pareja.

Para todos los signos del Zodiaco la resonancia de este aspecto armónico tendrá un impacto positivo en sus vidas. El retorno de la confianza significa optimismo y éste  hará recuperar los buenos ánimos de los seres humanos. Nuevas leyes aparecerán durante los primeros meses del 2013 que instaurarán las bases de una nueva sociedad humana, inspiradas por los valores unificadores de Neptuno en Piscis.

Este aspecto jugará un papel importante en el plano espiritual. Muchos esperaban con el retorno de Neptuno en Piscis el regreso de Cristo. Según numerosos testimonios y mensajes celestes parece que sea el momento de su regreso, si no físico al  menos en nuestros corazones… si aceptamos abrirlos.
Él no desea que le adoremos como a Dios sino que podamos liberar nuestras almas del espíritu materialista y del miedo a fin de acceder a la CONSCIENCIA CRÍSTICA. Sea cual sea nuestra religión y nuestras creencias.

Saturno en Escorpio nos ofrece la ocasión de anclar nuestra Fe, afirmarla, consolidarla con el propósito de que esta fuerza nos permita “levantar montañas”. Y tenemos gran necesidad de ello en este alba de la nueva era que comienza para la humanidad.    

Con esta Fe tenaz y esta nueva consciencia, todo es posible. Nada está predeterminado, pero confiemos en la Luz y en la Vida, nunca han abandonado a sus criaturas.
Todo, absolutamente TODO es posible porque somos co-creadores de la manifestación del Universo.

Que la luz guíe vuestros pasos.


                  




1 comentario:

  1. como siempre muy claro todo estupendamente!!! pero me gustaria saber que pasaria a los que tenemos la luna en los primeros grados de escorpio. muchas gracias.

    ResponderEliminar