miércoles, 4 de septiembre de 2013

Acción organizada

Marte en Leo aspectando a Saturno en Escorpio (cuadratura)


Qué mejor que estos versos de Paul Valéry para expresar este movimiento entre Marte y Saturno. Aunque algunos no tengamos planetas ni a 4º de Leo ni a 7º de Escorpio, ni a estos planetas en aspecto en la carta natal, ni por tránsitos nos afecten, es, sin embargo, una resonancia con la que podemos sintonizar:



¡Vamos! ¡En pie! ¡Surge! ¡Escucha!
¡Escucha! ¡Despierta! Rompe tus cadenas, sé.

(Marte motiva a Saturno para salir del letargo acuático de las aguas de Escorpio. Emociones tormentosas que a veces nos ahogan. Es una llamada a SER.)

Sal de las sombras, de los limbos, de las partes infinitas,
¡Oh separado en la inmovilidad total!

(Salir del aislamiento que nos producen algunas de nuestras emociones más intensas, como el odio, los celos, la desconfianza, el mal pensar acerca de los demás, el resentimiento).

Arráncate de la paz, de la noche; emerge;
mueve los codos, las manos, los dedos.
¡Desperézate, bosteza!

(Sin duda, bostezar ayuda a relajarnos, a resintonizar cuando despertamos con nuestro ser, con nuestro cuerpo, aquí y ahora).



¡En pie! ¡En pie! ¡Ponte firme, que aparezca tu fuerza!

(A pesar de los miedos y de las exigencias, de la rigidez casi mortuoria a la que nos puede conducir la energía de Saturno, no deja de ser simplemente, una energía, una fuerza, mal aprovechada, mal canalizada. Seamos conscientes de ella en su estado puro).

¡Aprieta los dientes, recrea una estatua y una altura;
ponte en guardia, afirma tus piernas!

(La energía creadora de Leo activa a Saturno).

Y que tus ojos sean una corona de los más claros ojos.

(¡El amor del corazón es Luz!)

Corónate. Compón tu mirada.
Siéntete todo el instrumento de este día que empieza
y del acto que te llama.

(Asumir nuestro potencial creativo y ponernos centrados a desplegarlo en nuestro día a día).

En estos días hagamos todo lo que esté en nuestras manos para activar nuestros recursos, para regenerarnos y permitir que todo este caudal de fuerza interior emocional, dinamizado por Marte, al servicio de nuestra alma, para nuestro bien y el de nuestro entorno, se desarrolle y circule en plenitud.


¡Es hora de movilizar lo que está estancado, con amor y creatividad!

2 comentarios:

  1. Qué maravilla de poema, ¡cuánta fuerza!

    He recordado uno que escribí al sobrino de una amiga que murió por sobre dosis, se titula "Alzo mi voz índigo". Sin ánimo de hacer sombra al gran Paul Valéry (Dios me libre), con toda mi humildad, me apetece compartirlo ahora contigo, peque:


    Vuelvo a alzar mi voz, triste y cansada, y soplo estas palabras, que como miles de vilanos, se elevarán al cielo:

    "Guías de la humanidad,
    alzad vuestras antorchas de fe
    y levantad vuestras cabezas
    anegadas de raíces prístinas
    y confiadas...

    Despertar...
    escuchar...
    descifrar
    comprehender...

    Pensad el sentir y
    acrisoladlo en
    vuestras almas de Cristal...

    Sentid vuestra voluntad y
    ensambladla en
    vuestro corazón Índigo...

    Quered vuestro coraje y
    destiladlo en
    vuestro espíritu Estrella...

    Alumbrad esta infame oscuridad y
    no consintáis la burla,
    la ingratitud
    o el menosprecio...

    Regad con Amor
    la raíz del dolor y
    untad del bálsamo de la entrega
    el tronco de la rabia."

    Mar Solana.
    Villalba, 16 de junio de 2010.

    Pues eso, ¡a ponernos en movimiento!

    Besos de voluntad y coraje otoñales (casi) ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tu bella poesía, querida Mar.

    También enviamos Luz y Amor a ese muchacho para que esté en la Paz.

    ¡Ya estamos en movimiento!

    Besos.

    ResponderEliminar