miércoles, 4 de septiembre de 2013

¡Que el pánico no nos impida avanzar!

Las Flores de Bach trabajan en equipo con nosotros para que alcancemos mayor armonía y bienestar, paz interior y recuperemos nuestra fuerza innata.
Flores de Bach para apoyarnos en nuestro camino: ASPEN (Álamo temblón)

Favoreciendo la ARMONÍA:

Esta flor de Bach está clasificada dentro del Grupo que trabaja los Miedos.
Aspen es la flor idónea en caso de pesadillas, sueños inquietantes (si además se sufre pánico añadiremos a la mezcla que preparemos Rock Rose, y en caso de padecer alguna reacción extrema -histérica- podremos añadir Cherry Plum).
Es la flor para los miedos sin forma, indefinidos, sin forma, injustificados, no se sabe la causa, pero se sienten de manera obsesiva. A veces se pueden presentar temblores, náuseas, molestias estomacales, "nudo en la garganta", cefaleas, sudoraciones, escalofríos.

Algunas personas con gran sensibilidad y receptividad tienen predisposición para lo paranormal y el ocultismo y pueden padecer estos temores y angustias; suelen ser muy nerviosos. También se utiliza por tanto para evitar las "filtraciones del astral", las fuerzas invisibles, logrando de esta manera vivir con equilibrio esta capacidad receptiva.

Se puede dar también a los moribundos.


La esencia floral reforzará la Fe y la seguridad en uno mismo. Atenuará los pensamientos negativos, se logra aceptarlos como simples fantasmas de la imaginación. Favorecerá un estado de tranquilidad de manera que podamos afrontar lo desconocido.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, ¿quién dijo pánico? ;))

    ¿Sabes de dónde viene esta palabreja? En la Antigüedad, "pánico" se definía como un miedo repentino, y se creía que "Pan", dios del bosque (no el nuestro de cada día ;)), inducía al terror a sus habitantes haciendo sonar una gigante concha marina.

    Aspen, como bien dices, es una esencia imprescindible en el botiquín de los PAS (personas altamente sensibles). Además trabaja con ese aspecto funesto y de negatividad que casi todos portamos como consecuencia de una educación rígida, pesimista y de postguerra.

    Las personas que se hallan en pleno proceso de transformación deberían tomarla sobre todo por las noches, que es cuando más "basurilla" cósmica se puede colar por el astral.

    Gracias por compartir cosas tan valiosas.

    Te dejo por aquí un regaluco

    ResponderEliminar
  2. Querida Mar:

    ¡Gracias por tus notas complementarias!

    Sí, una flor muy en sintonía con las energías de Plutón y Neptuno, por ejemplo (Escorpio y Piscis). Ya sea porque en nuestras cartas astrales tengamos contactos de planetas personales con Plutón y/o Neptuno, o bien planetas en estos signos y su relación con otros planetas sea de líneas rojas (cuadratura, oposición), entonces hay energías que pueden bloquearse y nos impiden avanzar. ¡Que no sea el pánico un obstáculo!

    ResponderEliminar