lunes, 12 de diciembre de 2011

Los cuatro elementos

Vamos a descubrir a qué elemento corresponde cada signo del zodiaco: fuego, tierra, aire, agua, puesto que son los componentes fundamentales del Universo. Asimismo, como iréis viendo, los signos podemos asociarlos a colores representativos: rojo, ocre, amarillo, azul, para que nuestra mente los asocie respectivamente a cada uno de los elementos.

He aquí una clasificación de acuerdo a los diferentes estados de la materia:

Fuego o incandescencia: caliente
Tierra o sólido: frío y seco
Aire o gaseoso: calor húmedo
Agua o líquido: frío, húmedo


Podemos relacionar los 4 elementos con los 4 temperamentos:
Fuego: colérico
Agua: flemático
Aire: sanguíneo
Tierra: melancólico


El Fuego es el mundo ideal e intuitivo.
El Agua es el mundo astral y psíquico.
El Aire corresponde al mundo mental, intelectual y artístico.
La Tierra es el mundo físico y objetivo, lo sólido.


Los signos del zodiaco representan 12 figuras simbólicas, 12 arquetipos.

Zodiaco proviene del griego y significa “círculo de animales y almas”.


Hildegarda de Bingen (1098-1179) figura humana, visionaria y mística reconocía que el hombre está expuesto a todas las fuerzas telúricas y cósmicas. El hombre como ser viviente se halla expuesto a la naturaleza, a sus fuerzas y a sus elementos. El hombre actúa junto a ellas, pero también se ve influido por ellas. Por lo tanto la creación resulta ser un proceso, UN DIÁLOGO PERMANENTE. Los cuatro elementos mantienen en unión la estructura terrestre y ejercen un influjo sobre las personas a través de los humores del cuerpo.

Del fuego obtiene el hombre la facultad de ver.
Del aire la respiración y la facultad de oír.
Del agua, la sangre y la movilidad.
De la tierra, los tejidos, el sistema óseo y el paso erguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario